domingo, 19 de abril de 2015

Mona de Pascua 2015

En la entrada anterior os comentaba que nos encanta ser Padrinos de Joel. Como es tradición en Cataluña el Lunes de Pascua el Padrino regala al ahijado la Mona (os dejo el enlace a la Wikipedia con la info). 

En nuestro caso me gusta prepararla y personalizarla, aunque mis nociones de repostería son escasas, así que es un bizcocho (este año bizcocho de naranja, la receta la tenéis aquí), y lo cubro bien de chocolate, unos adornitos (lacasitos, virutillas de chocolate) el huevo de chocolate, el pollito, las plumas y el muñeco, que no pueden faltar sino no sería una Mona.

Ya que la receta no es muy original, al menos la presentación ¿que menos, no?. Así que se me ocurrió hacer la forma de Mickey. Hice un bizcocho con el molde normal redondo, y para las (orejas) hice otro bizcocho también con el mismo molde porque no tengo más pequeños, así que luego puse un bol encima del bizcocho que me sirvió de plantilla para hacer dos circunferencias más pequeñas. Con ayuda de este bol, recorte un poquito el bizcocho grande, para poder "encajar" las orejas, luego todo cubierto de chocolate no se veían los empalmes (bueno cuando salió de casa, porque al llegar y entregársela a Joel del trote del camino llegó un poco desarmada). Y este es todo el secreto de la Mona de este año.

Os dejo unas fotillos para que la veáis.


Si queréis hacer un bizcocho diferente para los peques de casa -o bueno para los no tan peques- espero que os sirva de idea.


4 comentarios:

  1. Mira que apañada ella! La verdad es que es una buena idea y te quitas de tener más moldes...
    Por cierto.. que buena pinta tiene!!!

    ResponderEliminar
  2. Oye tu también eres un tesoro!! (modestia aparte....jajajaj) Pedazo de mona!! Es una idea genial la forma de Mickey! Y a mi me encantan los bizcochos así, sencillos..y con muuuucho chocolate encima jeje seguro que estaba riquísimo y que a tu sobri le encantó! Besos!

    ResponderEliminar
  3. Ñam,ñam!!Preciosaaa y seguro que deliciosa!!!Besos de colores!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias, ya véis un bizcocho sencillito se puede transformar en algo más llamativo.
    Eso sí muy sabroso y tiernecitoooo.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu visita y tu comentario!